Uso de aceites esenciales contra dolores musculares y articulares

Los aceites esenciales son grandes aliados que alivian el dolor articular de forma inmediata. Descubra en este artículo qué aceite esencial utilizar para relajar los músculos.

El dolor muscular experimentado provoca irritación en las terminaciones nerviosas de las articulaciones. Por regla general, estos dolores justifican una consulta médica tan pronto como aparece un enrojecimiento o hinchazón. Pero si van acompañados de fiebre, es muy importante acudir a una consulta médica de urgencia.

Aceite esencial de gaulteria

El aceite esencial de gaulteria es un excelente antiinflamatorio, pero también analgésico y antiespasmódico. Se utiliza con frecuencia para personas con calambres, tendinitis y reumatismo.

Alivia rápidamente todos los problemas articulares y musculares con una simple aplicación en la piel. Solo necesitas diluir 5 gotas en un aceite vegetal neutro para masajear la zona dolorida. El aceite esencial de gaulteria no se recomienda para mujeres embarazadas y lactantes y niños menores de 6 años.

Aceite esencial de limón y eucalipto

El aceite esencial de limón y eucalipto es conocido por sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas. Para aliviar el reumatismo, la artritis y los calambres, este aceite es muy eficaz contra todos los problemas musculares y articulares.

También se puede encontrar en un ungüento analgésico como Massimol. Este bálsamo garantiza frescor y alivio inmediato tras una aplicación continua. Utilizado en un área ligeramente húmeda, Massimol es un producto natural compuesto por varios aceites esenciales, en particular el de eucalipto de limón.

Aceite esencial de menta

El aceite esencial de menta es un buen estimulante que combate diversos dolores musculares. Analgésico muy potente, este aceite debe estar siempre diluido, ya que puede provocar hipotermia o irritaciones cutáneas.

El mentol, su principio activo, aporta una sensación de frescor que alivia todas las sensaciones dolorosas. Utilizado en masajes lentos y profundos, calma muy rápidamente el dolor y al mismo tiempo alivia la mente.

Aceite esencial de enebro

El aceite esencial de enebro es un buen analgésico que calma los músculos y provoca una sensación de frescor. Antirreumático, este aceite esencial nunca debe usarse puro. En difusión o en masaje con un aceite vegetal neutro, actúa contra la artritis, calambres, artrosis, dolores musculares y fatiga.

De hecho, es recomendable diluir todos los aceites esenciales antes de la aplicación para evitar el riesgo de irritación y alergia. Además, está prohibido para personas con enfermedad renal.

Aceite esencial de clavo

El aceite esencial de clavo es un excelente estimulante general. También es bien conocido por su acción contra el dolor muscular y dental. Por otro lado, es fundamental, antes de utilizar este aceite, realizar una pequeña prueba para evitar irritaciones. De hecho, puede provocar fuertes irritaciones cutáneas, gracias a su poder dermocáustico. Es por ello que, tras haberle realizado una prueba cutánea, se debe diluir con aceite vegetal neutro. Su acción analgésica es muy fuerte frente a todo tipo de dolores musculares y articulares. Aplicar en masaje, es importante tomarse su tiempo y realizar un masaje largo y localizado en la zona dolorida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *