¿Tiene la aromaterapia efectos secundarios?

En los últimos años, las plantas se utilizan cada vez más en el proceso de curación de varias dolencias. Siendo la base de la mayoría de las drogas utilizadas en la medicina moderna, se están volviendo casi indispensables para el goce de una salud perfecta. Este artículo te presenta la aromaterapia, un método de tratamiento basado en plantas, y te informa sobre los posibles efectos secundarios de esta práctica.

Entendiendo la aromaterapia

La aromaterapia es una práctica que tiene sus orígenes en la antigüedad. Esta práctica ha mejorado en el presente siglo y hoy consiste en eliminar los principios activos de las plantas por destilación. Es una rama de la medicina herbal. Se reduce al uso de aceites esenciales de plantas para lograr fines terapéuticos.

Estos aceites extraídos por el método de destilación son sustancias olorosas que no contienen sustancias grasas. Ayudan a fortalecer el sistema inmunológico, estimular, aliviar dolores articulares y musculares, etc. Los aceites esenciales se utilizan ahora en varios hospitales. Sin embargo, están sujetos a varias regulaciones. Algunos aceites deben cumplir las normas de los productos cosméticos y otros, la ley de biocidas.

Para algunos especialistas, el uso de estos aceites esenciales es fundamental para la salud. Estos aceites generalmente tienen una vida útil legal de 5 años. Están formados por varios tipos de moléculas con propiedades muy específicas. Para practicar la aromaterapia, estos aceites se pueden utilizar internamente, pero también externamente.

Esta práctica médica no requiere ningún curso universitario. Los especialistas optan en cambio por la formación con el fin de adquirir rápidamente los conocimientos necesarios que les permitan dar el mejor consejo a sus pacientes para el correcto uso de los aceites esenciales. La formación en aromaterapia está reservada exclusivamente a personas que posean los títulos de médico, farmacéutico o cualquier otro experto en el campo de la salud.

Algunas consecuencias de la práctica de la aromaterapia

Los aceites esenciales utilizados para aromaterapia han revelado científicamente su efecto beneficioso para mejorar la salud de los pacientes. Sin embargo, es importante saber que esta práctica no está exenta de riesgos. Debe conocer los efectos secundarios antes de embarcarse en el uso de estos aceites esenciales. Sin embargo, tenga cuidado, no todos los artículos sobre aromaterapia valdrán un entrenamiento real en aromaterapia.

De hecho, cuando la aromaterapia no se practica como debería, puede ser la base de muchos inconvenientes. El paciente puede presentar náuseas, vómitos, estreñimiento o incluso olores y úlceras gástricas. Además, al optar por un método de ingestión de estos aceites, el paciente se expone a los riesgos de alteración de la conciencia o convulsiones. También se pueden observar problemas respiratorios y daño hepático y renal. Estos inconvenientes generalmente pueden ocurrir pocas horas después de practicar la aromaterapia. Los riesgos de toxicidad respiratoria o neurológica alérgica también se pueden sentir principalmente en niños en caso de sobredosis.

La somnolencia, la sensación de intoxicación, los trastornos del equilibrio y las alucinaciones son dolencias que pueden desencadenarse por el uso de aceites esenciales. Por su parte, las mujeres embarazadas no son inmunes a los efectos secundarios que puede causar la práctica de la aromaterapia. De hecho, pueden enfrentarse a los problemas del mal desarrollo de su feto.

Además, los aceites esenciales utilizados por la aromaterapia pueden convertirse en verdaderos disruptores endocrinos. Pueden provocar empujes anormales en los senos en los niños pequeños. Cuando no se respeta la dosis de estos aceites se puede observar una gastralgia más o menos severa. Asimismo, el paciente podría desarrollar hemorragia digestiva.

En caso de contacto con la piel, pueden aparecer irritaciones como enrojecimiento y sensación de ardor. Incluso si estos aceites se diluyen, pueden surgir efectos no deseados. La regla general es que el grado de irritación es función del grado de dilución. Las personas con alta sensibilidad pueden experimentar una pérdida permanente de pigmentación con erupciones incluso cuando usan estos aceites normalmente.

Peor aún, la práctica de la aromaterapia puede resultar fatal en algunos casos. Cuando estos aceites entran en contacto con los ojos, las alteraciones visuales graves pueden hacer que el individuo pierda sus habilidades visuales.

Finalmente, hay que decir que la aromaterapia, aunque importante para la resolución de problemas de salud, puede representar un gran peligro en determinadas condiciones específicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *