¿Qué pasa en nuestro cuerpo cuando bebemos café?

Siendo la bebida más popular en muchas partes del mundo, el café es una bebida elaborada con los granos del cafeto, un arbusto de la familia de las rubiáceas. Dos especies son las más cultivadas: arábica y canephora. A pesar de su famosa fama, es sorprendente lo mucho que algunas personas ignoran los efectos de este elixir caliente y oscuro en el cuerpo humano. No olvidemos que este tema se discute cada vez en Internet, entre los beneficios y los daños que todo el mundo intenta exhibir. Si la duda también persiste en ti, averigua a través de este artículo, qué pasa en nuestro cuerpo cuando tomamos café.

Los ingredientes del café

Como ingredientes orgánicos, el café está compuesto por cafeína, que es su principal molécula estimulante, así como por varios antioxidantes. Esta propiedad estimulante del café presente en una taza es suficiente para despertarlo. Esto se debe a que la cafeína evita que la adenosina, que promueve el sueño, se una a su receptor. Actuando como un imitador molecular, bloquea el receptor de adenosina. También es por este motivo que te sientes impulsado todo el día en el trabajo, sin ganas de dormir.

Los efectos del café en el cuerpo.

Tras su consumo, la cafeína provoca un aumento del gasto energético en el organismo. En otras palabras, el cuerpo del consumidor de la bebida con cafeína quema rápidamente la grasa y el azúcar que consume. Según varios estudios científicos del lado médico, está comprobado que la cafeína es capaz de reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Esto es beneficioso a partir de un consumo de 06 tazas de café al día, para reducir la riesgo de contraer esta enfermedad. Atención, el único recuerdo de salud es la limitación a tres tazas al día, para evitar sus efectos no deseados.

Los principales ingredientes activos del café estimulan la secreción de saliva y enzimas en el organismo. Por lo tanto, digerimos mejor nuestras comidas en comparación con otras, cuando consumimos café después de comer. Otros estudios científicos informan que la cafeína proporciona un efecto analgésico intenso que reduce la intensidad y duración de una migraña que experimentas.

En cuanto a los antioxidantes de esta bebida, los polifenoles del café dentro de nuestro organismo tras su consumo, generan un efecto que frena el envejecimiento de las células provocado por los radicales libres.

Al avanzar hacia las enfermedades neurodegenerativas, el café tiene la costa en relación a sus efectos positivos sobre el Parkinson y el Alzheimer. Un gran estudio de más de 7.000 enfermeras estadounidenses dice que los cálculos biliares se pueden erradicar con cafeína.

Para finalizar esta parte y comentar las precauciones necesarias de esta bebida antes de su consumo, conviene añadir que los antioxidantes del café también pueden tener un efecto anticancerígeno. Este es el resultado de varias investigaciones en el campo de la nutrición, lo que nos demuestra que el consumo de café se asocia con menores tasas de ciertos cánceres.

Precauciones a recordar antes de consumir

Ciertamente, el café aporta varios beneficios al cuerpo humano, pero el consumo excesivo puede provocar rápidamente efectos nocivos. Antes de consumirlo, asegúrese de no sufrir problemas de estómago y presión arterial alta, ya que esto puede desencadenar niveles de colesterol en sangre.

La recomendación

Beber café con regularidad sigue siendo una de las formas sencillas de disfrutar de sus beneficios. Recuerda que la forma más sencilla de prepararlo es haciéndolo tú mismo, utilizando una cafetera. En ese punto, este sitio de revisión de cafeteras debería ayudarlo a elegir el electrodoméstico perfecto para sus necesidades diarias.

Por lo tanto, recomendamos beber café a razón de una a tres tazas al día. El uso de papel de filtro evitará el consumo de cafestol y kahweol. Para las mujeres embarazadas, la recomendación es ½ taza por día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *