¿Qué es la terapia cognitivo-conductual?

los terapia cognitiva y conductual (CBT) es un proceso centrado principalmente en la cognición y el comportamiento. Esta práctica tiene como objetivo transformar las creencias y opiniones negativas en algo positivo porque el individuo afectado por estas creencias negativas en ocasiones puede caer en un comportamiento neurótico o en un estado de profunda tristeza. Basado en un vínculo activo entre el terapeuta y el cliente, CBT fomenta el descubrimiento de nuevos comportamientos. Aquí hay más detalles sobre la práctica de la terapia cognitivo-conductual (TCC).

¿Cómo funciona la terapia cognitivo-conductual?

Como presenta este especialista, el Terapia CBT es implementar pensamientos más acordes con la vida real. El individuo que se crea incapaz de centrarse en el estudio funcional de la controversia podrá entonces encontrar soluciones que contribuyan a su éxito. Luego, el paciente se coloca en un estado de estrés. Una situación durante la cual debe fijarse metas y realizar algunas tareas para lograr resultados concluyentes.

Durante estos escenarios, el terapeuta y el paciente establecen una colaboración activa. Entonces no hay ninguna obligación que se someta al paciente y este puede evolucionar sin la menor presión y a su propio ritmo. Con el tiempo, CBT permite al individuo limitar significativamente cualquier comportamiento neurótico o estado negativo como:

  • TOC
  • inhibiciones
  • reacciones agresivas
  • el estrés
  • las evitaciones
  • angustia debido al sufrimiento mental, etc.

La TCC se puede aplicar a personas de cualquier edad que experimenten angustia psicológica y quieran recuperar un estilo de vida más acorde con las limitaciones de la vida cotidiana.

¿Cuáles son los beneficios de la terapia cognitivo-conductual?

El uso de la terapia cognitivo-conductual brinda a los pacientes muchos beneficios que pueden ayudar a mejorar su calidad de vida.

Reducción de estrés

La CBT es reconocida por su gran eficacia contra desórdenes de ansiedad. Incluso se considera un remedio natural contra el estrés, gracias a la combinación de diversas técnicas. Por tanto, estas técnicas tienen como objetivo ayudar a la persona a recuperar un estado normal lejos de cualquier ansiedad.

Limitar los signos de depresión

La terapia cognitivo-conductual también ayuda a reducir los síntomas de la depresión. De hecho, un individuo sumido en un estado de desesperación, ira y falta de motivación, puede superar estos síntomas gracias a los cambios en la cognición provocados por la práctica de la TCC.

Tratamiento de los trastornos alimentarios.

La TCC también puede ser particularmente eficaz en tratamiento de trastornos alimentarios. Es capaz de superar la psicopatología latente de los trastornos alimentarios y minimizar la sobreestimación de la forma y el peso. Gracias a la TCC, el paciente puede sentirse más cómodo con los “alimentos desencadenantes”.

Mejora de la autoestima y la confianza.

Al reemplazar los pensamientos negativos y destructivos con afirmaciones y expectativas positivas, la terapia cognitivo-conductual ayuda a mejorar la autoestima y la confianza. Así, el individuo podrá adquirir nuevas perspectivas y afrontar sus miedos cotidianos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *